Industrial Explosion Protection

Supresión de explosiones

Los sistemas de supresión de explosiones de BS&B IPD utilizan un diseño modular y ligero para enviar productos de extinción a un incendio que se está desarrollando rápidamente para apagarlo antes de que llegue a proporciones destructivas. Un sistema típico consta de un sensor unificado, de un módulo de suministro de corriente, de un monitor del sistema y de varios cañones de supresión de la explosión.

El módulo del cañón de supresión de la explosión impulsa el agente extintor por la bola de fuego que se está desarrollando en la explosión. Dado que la explosión que se está desarrollando supone el arranque esencial del sistema de supresión, el sistema debe actuar rápidamente. La activación dinámica descompone la compactación de los agentes extintores químicos secos y libera la presión almacenada para suministrar el producto a una altísima velocidad. La función del producto es extraer el calor de la bola de fuego que se está desarrollando. La cantidad de calor generado es función del tamaño de la bola de fuego y este tamaño crece muy rápidamente con el tiempo. Esto exige que el sistema de supresión deba reaccionar muy rápidamente.

La presión del proceso se supervisa con el módulo del sensor unificado, el cual contiene tres sensores individuales y una lógica electrónica para activar los módulos de los cañones. Si dos o tres sensores indican que se ha producido un aumento suficiente de la presión de naturaleza explosiva, el circuito lógico envía una señal de activación a los cañones. Los sensores individuales están programados para actuar sobre el sistema según un aumento predeterminado de la presión que es típico de una explosión, y que es opuesto a un aumento gradual de la presión del proceso. Los sensores unificados se pueden configurar para permitir que el proceso funcione a vacío.

El monitor del sistema ofrece una alimentación intrínsecamente segura para los sensores y los cañones. Interpreta las señales procedentes del sensor unificado e indica al sistema el estado mediante LED exclusivos. Este módulo, para poder permitir señalización externa y supervisión, dispone de relés de señalización remota y de apagado del proceso.

 El módulo de la fuente de alimentación suministra 24 V c.c. al sistema con una entrada de tensión de línea de 120 o de 220/240 V c.a. Las baterías del módulo de alimentación se mantienen en carga continua y sirven de alimentación al sistema de supresión de explosiones en caso de pérdida de corriente de entrada.

Con los módulos del cañón y del sensor alimentados a niveles de seguridad intrínseca, se puede utilizar el conducto ordinario para llevar el cableado, lo que elimina la necesidad de disponer de material caro antideflagrante y sus costes de instalación asociados.

El sistema modular de cuatro componentes no sólo está diseñado para proteger los equipos del proceso, sino también para proteger al personal que debe instalar y mantener el sistema de seguridad. Una función opcional de precintado del sistema permite al personal de mantenimiento garantizar que el sistema no se activará ni accidentalmente ni por el proceso durante las tareas de mantenimiento. El precintado permite acoplar un candado estándar de tipo OSHA.

Los módulos de los cañones se pueden reacondicionar en las instalaciones después de que hayan contenido satisfactoriamente una explosión con una descarga. Los componentes para el reacondicionamiento se pueden guardar en las instalaciones si necesidad de obtener autorizaciones especiales de almacenaje ni manipulación. Los módulos originales de los cañones y de los sensores se pueden reacondicionar, por lo que no es necesario cambiar el material. Esta característica reduce significativamente el coste de propiedad del sistema de supresión de explosiones de BS&B IPD.

Para más información sobre el sistema de supresión de explosiones de BS&B IPD, póngase en contacto con nosotros en el número de teléfono 1-800-BSB-DISK o en correo electrónico en sales@bsbipd.com.