Industrial Explosion Protection

Venteo sin llama

Control de llama, polvo y presión

  • Intercepciones
  • Extinciones
  • Retenciones

Cuatro funciones de seguridad de IQR System™

  • Resistencia a la propagación de llamas: no escapa ninguna llama, por lo que ofrece un entorno seguro para las personas. Elimina la posibilidad de que se produzca una ignición secundaria y de una consiguiente explosión externa al equipo protegido.
  • Retención de polvo: retiene el producto del proceso impidiendo que producto potencialmente tóxico pueda entrar en el entorno.
  • Retención de la presión: absorbe los picos de presión de la explosión, protege a las personas y al entorno que le rodea de la onda expansiva de la presión.
  • Control de temperatura: absorbe la bola de fuego con un aumento insignificante de la temperatura en el entorno de alrededor.

Cómo funciona IQR System™

IQR System™ consta de dos partes, de un panel de venteo contra explosiones y de un módulo de extinción. El panel de venteo responde a la presión que se genera rápidamente en una deflagración y se abre para aliviar esta presión. El módulo de extinción intercepta la bola de fuego generada cuando pasa por el panel de venteo abierto. Una malla de precisión de acero inoxidable, retenida por un marco de acero inoxidable actúa como si fuera un supresor de llama tridimensional para extinguir la llama.

El módulo de extinción retiene la llama y los gases calientes de la deflagración así como el polvo quemado y sin quemar que pasa por el panel de venteo abierto. La disposición de malla tridimensional actúa como un sumidero de calor que corta la explosión en la corriente media y absorbe la onda expansiva y del polvo que normalmente saldría por el panel con la explosión.

Mientras que la temperatura de la bola de fuego de una explosión por polvo puede alcanzar rápidamente los 500 °C (932 °F), el módulo de extinción IQR generalmente la mantiene por debajo de 100 °C (212 °F) y a continuación se da un rápido enfriamiento debido a su gran área superficial. Por tanto el cambio de temperatura que se produce en el entorno alrededor del sistema IQR es insignificante.

Gracias a la extinción de la llama, la retención del polvo y el control de la presión y de la temperatura que proporciona el sistema IQR, este dispositivo de seguridad puede aplicarse en interiores siempre que se deba evitar el impacto de una explosión con venteo.


Aplicación de IQR System™

Distintos códigos y normas como NFPA 68, NFPA 654 y la Directiva europea ATEX reconocen al sistema IQR como un dispositivo de venteo contra explosiones. El sistema IQR es una solución para proteger equipos de procesos instalados en interiores en los que exista al menos una de las siguientes condiciones:

  • El venteo al exterior requiere un conducto demasiado largo. No se recomiendan los conductos de venteo de más de 6 m (20 pies) de largo. Los conductos con longitudes de hasta 3 m (10 pies) de largo poseen el menor impacto sobre la presión desarrollada dentro del equipo de proceso protegido.
  • No se dispone de ningún espacio para instalar el conducto de venteo. Esto puede ocurrir cuando el equipo se instala muy apretadamente sin dejar espacio para un conducto corto y recto.
  • No se dispone de acceso al exterior para el conducto de venteo. Esto puede ocurrir cuando el equipo se instala en sótanos así como cuando no existe una pared al exterior.
  • La liberación de la bola de fuego al exterior es inaceptable. Una bola de fuego puede expulsarse a una distancia de hasta 30 metros (100 pies) y tener un volumen de 10 veces el equipo de proceso que se está protegiendo.
  • Es inadmisible que se libere polvo (quemado o sin quemar) al exterior.
  • Es inadmisible la liberación de la onda expansiva de la explosión. Las estructuras de edificios adyacentes pueden quedar dañadas por una onda expansiva de más de 2 ó 3 psi en una superficie grade durante un periodo breve de tiempo.

Muchos de estos problemas también se aplican a equipos de procesos de exteriores. El sistema IQR puede instalarse en equipos de procesos de exteriores si se toman precauciones para evitar la acumulación de nieve, hielo y agua en el módulo de extinción.

 

Información necesaria para especificar el IQR System™

IQR System™ es un dispositivo para los paneles de venteo contra explosiones. Se necesita la información siguiente para seleccionar y especificar la unidad IQR correcta para su aplicación.

  • Polvo de proceso (Kst y Pmax).
  • Descripción del equipo del proceso (volumen o volúmenes); preferiblemente planos que incluyan las conexiones de entrada y de salida.
  • Presión y temperatura de operación normales.
  • Presión de protección del equipo de proceso (Pred).

Si no se dispone de esta información, deje que el personal comercial técnico de BS&B revise su aplicación con usted.

 

Instalación, inspección y mantenimiento.

El sistema IQR se instala simplemente con una conexión de brida empernada en su entrada, tal como se haría con un panel de venteo de explosión. La instalación se puede realizar en la ubicación que convenga.

En el caso de dispositivos IQR de gran tamaño o si se instala en dispositivos débiles, puede que sea necesario incluir un soporte adicional mediante la conexión a las argollas que se suministran con cada equipo IQR. El sistema IQR siempre se suministra con un sensor Burst Alert® integral y un circuito de supervisión que generará una señal de alarma cuando se activa el dispositivo. Los códigos de aplicación exigen utilizar esta señal de alarma para apagar el proceso con el fin de detener la entrada de polvo y aire que son los combustibles de la explosión.

Se recomienda que personal formado de la fábrica realice una inspección anual del sistema IQR. Si bien el IQR es un dispositivo de seguridad pasiva, igual que una panel de venteo de explosión, su inspección periódica garantiza una óptima seguridad.

Se dispone de personal de fábrica formado para asesorar en la puesta en servicio y en la inspección anual. Los próximos cambios en los códigos y normas exigirán someter tanto los sistemas de seguridad activos como los pasivos a inspecciones periódicas. El sistema IQR no posee ningún requisito de mantenimiento rutinario. La puesta en servicio y las inspecciones anuales servirán para identificar los requisitos de mantenimiento previstos concretos para cada aplicación.

Después de la activación del sistema, la limpieza externa que se debe realizar es mínina en comparación con la explosión por polvo de un panel de venteo abierto. Habitualmente el sistema IQR se puede reacondicionar después de su activación para iniciar de nuevo el proceso de manera rápida y económica.