Industrial Explosion Protection

Prevención y protección de explosiones por azúcar en polvo

El azúcar presenta un peligro de combustión cuando está en forma seca y pulverulenta. Una explosión de polvo de azúcar refinado puede generar un exceso de presión de 100 psi dentro de un equipo de procesamiento cerrado en menos de 100 milisegundos. Recientemente la industria ha recibido nuevas herramientas para gestionar tales riesgos en la forma de las normas publicadas por la NFPA (Asociación Nacional de Protección contra Incendio).

Las normas NFPA, que cubren la prevención y la protección de explosiones (68-2007, 69-2008, 654-2006), exigen que exista un programa documentado de riesgos para todos los peligros por polvo combustible. El Programa de Énfasis Nacional de la OSHA sobre procesos con polvo combustible publicado el 18 de octubre de 2007 subraya los requisitos completos de tales normas.

El propietario u operador de unas instalaciones de procesamiento o manipulación de azúcar en polvo tiene que elegir las medidas de seguridad, que puede combinar, para cumplir los requisitos de tales normas. Habitualmente se deben emplear una o varias de las siguientes metodologías de seguridad:

  • Medidas de orden y limpieza:
    Eliminan o minimizan la acumulación de polvo combustible mediante el diseño o bien mediante el control de los procedimientos operativos.

  • Equipos de molturación y sistemas eléctricos con características nominales adecuadas:
    Eliminan o reducen al mínimo la acumulación de electricidad estática. Se revisa periódicamente que las medidas siguen siendo eficaces y el uso de los sistemas eléctricos destinados a la zona peligrosa en la que se aplican.

  • Venteo de equipos:
    Se descargan los productos de combustión procedentes de una explosión de polvo a la atmósfera de una manera segura para mantener la presión generada en el interior del equipo protegido por debajo de los límites de diseño de seguridad.

    • Es necesario asegurarse de que la bola de fuego generada por el venteo sea admisible.
      • Utilizar "venteo sin llama".
      • Utilizar conductos con salida a la atmósfera cuando el equipo se encuentre en el interior.

  • Aislamiento de equipos:
    Se introducen barreras para la propagación de la llama que puedan evitar que una primera explosión por polvo se amplifique en un evento secundario habitualmente mucho más grave.
    • Utilizar cámaras de aire "air-lock" giratorias adecuadamente diseñadas.
    • Utilizar tornillos sinfín adecuadamente diseñados.
    • Utilizar barreras de aislamiento mecánico.
      • Válvulas de pinza.
      • Válvulas de guillotina.
    • Utilizar barreras de aislamiento químicas (especialmente adecuadas para conductos largos e irregulares).

  • Equipos de supresión:
    Evitan el desarrollo de explosiones por polvo al detectarlas en sus primeras fases y extinguiéndolas mediante la inyección de un producto extintor adecuado.

  • Detección de chispas:
    Detección óptica de la presencia de partículas calientes en la circulación neumática de aire o en una cinta transportadora antes de que llegue a los equipos de procesamiento donde se convertiría en una fuente de ignición.

 

Habitualmente existen los siguientes tipos de equipos en los lugares de procesamiento y manipulación de azúcar en polvo:

  • Filtros y colectores de polvo.
  • Transportadores verticales (por ejemplo, elevadores de cangilones).
  • Transportadores horizontales (por ejemplo, cintas transportadoras).
  • Silos, contenedores y tolvas.

Las consecuencias de una explosión por polvo son mayores en los lugares en los que existe una mezcla de azúcar en polvo y aire. Los equipos de filtración en los que se maneja combustible pulverulento casi siempre contienen en condiciones normales de operación una concentración peligrosa de material. Otros equipos pueden contar con una "carga combustible" del material peligroso sólo de manera temporal como, por ejemplo, en el arranque, en el apagado, en la carga o en la descarga. No obstante, siempre que haya carga combustible, el riesgo es igualmente grave. Es necesario adoptar medidas de protección siempre que no se pueda eliminar la existencia de una carga combustible.

Siempre existen opciones dentro de cada estrategia empleada de prevención y protección de explosión por azúcar pulverulento. En nuestro sitio web, www.bsbipd.com, se incluye información referente a estas tecnologías. Si necesita atención personalizada, póngase en contacto con nuestros expertos:

East of the Mississippi:
Clive Nixon
Tlfn: 978-808-1405
Correo electrónicol: clive.nixon@bsbsystems.com

West of the Mississippe:
Mike Goff
Tlfn: 913-707-8950
Correo electrónico: mike.goff@bsbsystems.com